Gratis sex La Tia tiene fiebre (SEX)

Gratis sex
LA TIA TIENE FIEBRE

BY HAMBRIENTODEVOS

La Tia tiene fiebre

Así arrancó todo entre nosotros. Se venía caldeando desde hacía rato, pero se dio como siempre en estas historias; un día que NO me lo esperaba. Fui a casa de mi tía favorita a visitarla. Ella es divorciada hace rato y no ha tirado la chancleta desde entonces, aunque le gusta divertirse, no es de las que se regalan asi nomás. Siempre hubo buenísima onda entre nosotros, soy su sobrino confidente y le hice gamba mas de una vez para salir de caravana los fines de semana. Ella siempre se divirtió como una mas del grupo de amigotes que tengo, aunque ya ronda mas de la mitad de sus 4 décadas, tiene un espíritu muy jovial.

Como me había dado las llaves días atrás para que le desarme un CPU y le cambie la placa de video, abrí y me mandé de una, con la secreta esperanza de encontrarmela en bolas, pero ni ahí. Ese dia me la encontré pachucha, tirada en cama, recuperándose de una gripe.

-Ay Tía Betty! Vengo a vistarte, a mostrarte mi Wachiturresco look, y estás en la camita con nana! Pobrecita!.- Le dije bromeando, enseñándole mi nuevo look urbano, una remera, jeans, altas llantas Nike y gorrita haciendo juego.

Mi tia me sonrió cómplice y me preguntó:

-Necesito un enfermero bebe, no un wachiturro! Jijiji! Vos conocés un lindo enfermero que me pueda cuidar?.-Me dijo poniéndome la trompita sensual y vocecita de nena mala.

Salté de mi silla y me senté en la cama, a su lado, y le dije tomándola de la mano;

-Me ofrezco para el puesto Tiíta. Hay algo que pueda hacer para aliviar tu fiebre?.- Inquirí con la mirada pícara.

Se ve que mi tía Betty estaba chorreando juguitos en su tanga desde hacía rato, se ve que venía caliente y que tal vez interrumpí una sesión de furiosas pajas, porque lejos de seguirme el juego, apuró la cosa y se jugó a todo o nada rugiéndome al oído:

-Arrimate mas pendejo, acercate y comeme la boca que vengo con una sequía importante. Hace meses que no me ponen un buen termómetro para medirme la temperatura! Y estoy quemando como una plancha churrasquera!.-Me tiró.

La muy zorra se destapó y me encuentro con que estaba en tanguita, ni corpiño tenía bajo la pequeña remerita tipo top!!!

-Pero Tía! Estas casi en bolas! No me tentés que yo no le veo la cara a Dios hace bocha!!! .- Le confesé con la pija acalambrándose en mis calzoncillos.

La guarra se relamió los labios y me tanteó la poronga por encima de los lienzos, cosa que casi me hace desmayar del gusto. Con esa sapiencia que otorgan los años, se bastó con una sola mano para desabrocharme la bragueta y liberar al pájaro de su encierro.

-Ay pobrecito mi sobrino! Te tiento pendejo? Siiiiiiiiiiiiiiii! Mirá como tenés esa verrrrrga!!!.- Lo dijo así, remarcando la”ERRE” con esa vocecita de puta cabaretera marinada en Whisky berreta.

-No perdamos tiempo! Vamos a ponernos al dia nene, veni que la Tía te va a bajar la caña de una.- Me dijo mientras yo le mandaba manos a sus generosas gomas, cuyos pezones eran 2 aceitunas que me calentaron mal.

Creo que me puse nervioso de la tremenda calentura que me hizo agarrar. Se sacó el top mas rápido que la velocidad de la luz y pude deleitarme con esos pechos como embobado, cosa que me complicó el desnudarme.

-Vos ya estás en tetas y yo me hice un kilombo con la ropa! Me ayudas con esta remera de mierda Tia?

Ella me miró como para cagarme a pedos, con las manos en las caderas y gestito sobrador me dijo:

-Siempre fuiste medio inútil sobrino, espero que por lo menos tengas habilidad para manejar la poronga!.- Nos cagamos de risa. A los manotazos fuimos despojándonos de las prendas que nos estorbaban y en pocos segundos estábamos los dos en pelotas! Sus tetas, algo caídas pero preciosas aún, fueron lo primero que le chupé, pero no duró mucho, porque ella me hizo a un lado para hacerme mimos.

-Sobri!!! Que linda verguita! Te hago un pete ya aghhhmmmm chup chup mmmm mmmm slurb slurb mmm.- Paso del dicho al hecho simultáneamente. Me comió la pija de una, chupándome la cabecita con lametazos largos y bien mojados. Me la salivaba como una maestra, subiendo y bajando por el tronco y aumentando la velocidad cada vez.

-Ahhhhh aseeeeee Tiiiiiiiia!!! seeeeeee.- Grité gozándola.

Supe que si no la paraba me iba a hacer lechearle la jeta y todavia queria gozar mas de ella, asi que la aparté, no sin luchar, porque la puta no se desprendía de mi verga ni con una orden del juez!

Por fin, pude sacarla de sus fauces y tirármele encima.

-Te la meto Betty, me flasheaste la chota mal! Abri las patas turrita!

-Ahhhh siiii! LLename la cacerola de carne pendejo! Cogeme toda nene!

Le mande la poronga tranqui, dejaba ir sólo un poquito la cabecita y la sacaba, y asi de nuevo, una y otra vez.

Ella se enloquecía, me agarraba de las nalgas haciendo fuerza para que se la clave de una hasta la garganta, pero yo me banqué su furia y seguí emputeciéndola con el jueguito.

-Bombeame pendejo, bombeame con ganas!!! Dale machito mio! Meta Guacha pendejo!.-Gritó la turra.

Su vulva estaba hinchada, toda empapada por los flujos, cosa que aproveché para hacer resbalar mi chota sobre su clítoris, para hacerla bramar como leona.

-Quierooooo verrrrrgaaa papuuuu!!!.- Me suplicaba.

-Ahhhh ahhhh ahhhh seeee Te mojaste como una pendeja Tia, estas hecha sopita entre las patas! Te entra de una!.- Le dije y le enterré la pija entera de un solo empellón.

Estaba algo estrechita, por lo que calculé que hacía rato que no se la ponían como manda Tata Dios.

Le habré dado bomba como 15 minutos a toda máquina, patitas al hombro, de costado, a lo perrito, misionero clásico, en fin…

Afortunadamente estaba inspirado y controlándome bien para no dejar ir el lechazo, aunque cada vez costaba mas. Tia Betty ya había explotado 2 veces y puteaba de felicidad;

-Asiiii hijo de puta! Mira que bien que cogías forrito! Y todo este tiempo pudimos haber garchado a lo bestia!!!

Pelotudo! Porque no me avanzaste? si mas de una vez te ví comiendome el orto con la mirada!

-Sabes las ganas que te tuve desde siempre putita?!?!

Ella me dio vuelta, quedando arriba mío de espaldas, con su culo amasándome la chota.

-Vamos a cambiar de pose guachito! Esta vieja te a coger como nunca te fifaron! Vas a soñar con esto pibe!.-Me advirtió.

-Ahhh Betty!!! Asiiiii!!! Me volvés loco guacha! Que orrrrrtoo mami! te lo cojo todo!!!

La muy puta se puso a danzarme sobre la pija. Era su venganza por mi jueguito de ponerle sólo la cabeza en la conchita y retroceder!

-Te gusta nene? Mmmmm…Mira como te perrea la Tia! Ahhh!!! Viste que feo es dejarte con las ganas hijo d e puta?.-Me recordó.

Pero no duró mucho su diabólico jueguito;

-Me muero de ganas por tenerte en mi ojete nene; haceme el ortooooo!!!.-Me ordenó.

Se abrió las nalgas con ambas manos y puso al ojo del Cíclope al alcance de mi verga. A medida que se fue sentando sobre el, sentí como su esfínter me estrangulaba la pija provocandome un placer increible.

-Culeame Sobrino, dame verga!!! Ahhh!!! Siii!!!Ahhhh!!!

Ella se movía como posesa por la calentura. Su trasero rebotaba en mi pelvis y la verga resbalaba entera en las profundidades de su delicioso ano.

-Ufff!!! Me matas tia! Ohhh, Ohhh, Ufff!!! Voy a acabar!!! La puta madre, voy a acabar!

Simplemente ver ese culo tragando pija, con su manitos abriéndolo y escuchándola gritar gozando, fueron mas que suficiente para perder todo control.

Ella me bardeó mientras se dedeaba la concha con furia.

-Ahhhh!!! Pendejito precoz! Ahhhh! No te bancaste ni diez minutos de mi culo! Aguantá! Aguantate que me salgo y me la das en la bocaaaa!!!

No pudo llegar. La leche me saltó de una; mitad adentro de sus intestinos y mitad en sus nalgas y pantorrillas.

-Ah! ah! ah! ah! Acabeeeeee!!!

Tia Betty se lanzó igual a mi pija, chupando y lamiendo los restos de esperma que aun manaban del glande.

-Pero la puta madre! Tenés menos aguante que chancleta de gorda! Ya me lechaste boludito! Ni pudiste esperar a que baje a tomarmela nene!!!.-Me cagó a pedos.

Traté de disculparme:

-Ah! ah! Perdona Tia…Acabé como un caballo!

Se cagó de risa;

-Se! Un caballo de carreras, pelotudito!!!

Enseguida terminó de saborear la chele y se me tiró encima.

-Ay sobrinito! Cuánta lechita! No puedo ser dura con vos pendejito! Dame un beso! Dale Lechudo!

Nos transamos con ganas un buen rato, y el muerto resucitó, listo para el segundo round.

Insistí en disculparme;

-Me pusiste a mil Tia! No me pude controlar…Perdoname linda!

Ella me agarró la verga con la mano y me la zamarreó;

-Vení sobrino, comeme la boca! Mmmmm! Smack! Chuick! Chupame la lengua! Mmmm aseee… Chuick! Slurb!

Me metía la lengua hasta donde mas podía, en unos besos cachondos y perdidos…

-Y para que veas lo buenita que es la Tia, te voy hacer acabar otra vez y a tomar la lechita, asi no la desperdiciamos!

Bajó y empezó a petearla salvajemente:

-Mmmmm! que rica! Chup! Chup! Chup! De acá no te vas hasta hacerme acabar y darme mas de esta lechita pendejo!.-Me avisó.

Yo, con los ojitos en blanco, temblando de placer y sintiendo el roce de su garganta misma en la cabeza de mi chota, le respondí;

-Ahhhh!!! Seeee! Me quedo Tia! No pienso irme hasta mañana!!! Ahhh!!!

Lo que sigue… Ya se los contaré

Acabó…por ahora

Pasate por el nuevo relato haciendo Clic aqui abajo!

http://www.megustaver.com/sex/imagenes/2186469/2_-Fotonovela_-Delivery-de-Leche/
Tags: relatos,pete,verga,leche,Garchada,madurita,Vete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *