Gratis sex Mi relato erótico: esclava sexual (SEX)

Gratis sex


Bueno, antes que nada esta es la primera parte de mi relato erótico, si quieren leerlo por favor pasense: http://versexo.org/sex/relatos/1777673/Mi-relato-erotico_-esclava-sexual/

Y esta es la segunda parte: http://versexo.org/sex/relatos/1778964/Mi-relato-erotico_-esclava-sexual/

Hora 3

Por favor no me lastime me duele mucho, digo yo suplicando

La mujer se acerca, contemplando todo lo que pasó anteriormente en la habitación

Así que ya te inyectaron enema eh?, pregunta ella

La miro suplicando ayuda, pero sólo se rie viendo mis ojos lagrimosos

Pero si lo estás disfrutando no?, pregunta ella en tono burlón

Tranquila, después de mi sesión vas a poder descansar unas horas hasta que te volvamos a humillar, dice ella tratando de consolarme

Se acerca a mi culo

Ehm, esto no está bien. Todavía está sucio, dice ella

Se va por unos instantes de la habitación, dejándome ahí sola.

Al cabo de unos segundos vuelve, y con otra chica de mi edad

Esta chica tiene grandes tetas, y parece que está en la misma situación que yo, puesto que tiene el collar y la correa que me pusieron a mi antes, además que está en cuatro patas

Limpiale el culo, le ordena la mujer a la joven

La chica se acerca a mí sin dudar, y empieza pasar la lengua por mis nalgas.

No, pará, suplico yo, pero ella no se detiene

Me sigue lamiendo, llegando hasta mi ano. Empieza a lamenme, limpiándome todo lo que me quedó sucio de la sesión anterior.

Que rico, dice ella saboreando

Tengo mucha vergüenza, otra mujer está comiendose todo lo que salió de mi culo

Y está limpio, dice la joven a la mujer

Buen trabajo Sofía, ahora volvé con tu amo, dice la mujer

La joven se va gateando hacia fuera de la habitacion

La mujer cierra la habitación, y viene hacia mi

Me saca las cintas de mis brazos y mis piernas, y corta la soga que mantenía mi cuello atado a la mesa

Quiero que te pongas esta ropa, ordena la mujer mostrándome unas bragas diminutas, una minifalda. Para arriba de la cintura no me da nada

Sí ama, digo yo

Me levanto, y me empiezo a poner esa humillante ropa

Listo ama, digo yo

Ponete en cuatro, ordena la mujer

Hago caso de lo que dice, y me pone la correa

Me va a sacar de la habitación y quien sabe a donde me va a llevar

Me lleva por un pasillo en donde hay unos cuantos hombres mirándome prevertidamente

Cuanto por esa, pregunta uno de ellos

Esta muy buena, me encantaría hacerle de todo, se escuchan murmuros por todo el pasillo

La mujer no responde a nada

Llegamos a una puerta blanca grande, y me ordena que entre

En el interior hay como veinte personas que me estaban esperando

Bien, las reglas son las siguientes, dice la mujer

Pueden pagar por hora, el precio es de mil pesos y pueden hacerle cualquier cosa que se les ocurra.

Hay un máximo de seis horas diarias que esta puta puede ser usada para coger. Los otras seis horas es usada por sus amos, y las otras doce horas está en reposo.

A quiénes les interesa cojerla ahora?, pregunta la mujer

Siete personas levantan la mano.

Como hoy ya se usó dos veces, solamente se puede usar 4 veces más, así que se la queda quien más pague

Pago 5000 por la primera hora, dice uno de ellos

4000 por la segunda hora, dice otro

3500 por la tercera, dice otro

3000 por la cuarta, dice otro

Esta putita nos va a hacer ganar mucha plata, dice la mujer

La mujer le da la correa al hombre que ofreció cincomil, y le da también una llave.

El hombre me lleva a una habitación nueva, más grande que la que estaba antes, y también hay otra chica ahí, la que antes me lamió, creo que se llamaba Sofía

Son mis esclavas por una hora, entiendes putitas?, dice el hombre

Ahora, la culona bajate tus braguitas hasta la altura de las rodillas y empezá a masturbarte, ordena el hombre refiriéndose a mi

La tetona, vení hacia acá

Yo me bajo mis braguitas blancas, y empiezo a tocarme mi chochito.

Masturbate empinada, ordena el hombre

Bajo mi torso hacia el suelo, dejando mi culito al aire mientras me masturbo

La tetona va hacia el hombre, quien le ordena algo en voz baja

La tetona viene hacia mi, y empieza a lamerme el culo mientras yo me masturbo.

El hombre se sienta y no hace más que ver

Estoy mojada, y esos lenguetazos tiernos que me da Sofía me excitan

La culona, vení para acá, ordena el hombre

Me cuesta moverme por lo excitada que estoy, pero voy en dirección hacia él

Quiero que metas tu vagina en mi pija, estando de espaldas hacia mí, y que cojas

Parece fácil, pero es una pija muy grande. Empiezo metiéndola lentamente, pero no puedo meterla toda..

Sofía me empieza a besar mientras con una mano acaricia mis pequeñas pero firmes tetitas, y con la otra se masturba por el chocho.

No puedo meterla más adentro amo, digo yo

Él se levanta, y me deja con las piernas flexionadas. Mete toda su pija de un tirón, y yo grito

Sofía trata de callar mis gritos con sus besos en mis labios, mientras uqe el hombre bombea toda esa enorme pija dentro de mi coñito mojado

Siento una sensación cálida en mi vagina, el hombre ya eyaculó.

Quiero que se masturben en posición de tijeras, ordena el tipo sacando su pija media dormida de mi chocho

Sofía lame mi chocho sacando algo del semen que el hombre eyaculó em í, y luego se acuesta en el piso boca arriba

Debo hacer lo mismo que ella?, pregunto yo, ya que no se cual es la posición de tijeras

Hacelo ahora, dice el hombre

Lo hago, y Sofía pega su clítoris con el mío, y empieza a moverse contra mi chocho como una perra en celo. No se detiene, lo hace rápidamente, como si estuviera acostumbrada a todo

Dios, esa sensación de calor se siente muy bien, me encanta.

La chica empieza a gemir como toda una puta, mientras que yo le sigo el juego

El reloj suena, y el hombre se va de la habitación, y en su lugar entra un rubio muy lindo, pero con cara de pervertido

Próximo capítulo: sexo animal

Voy a seguir con esta historia erótica todos los días.

Espero lo haya gustado(no creo, ya que es muy malo).

Comenten que les parecio


































Tags: imagenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *