Gratis sex una experiencia inolvidable con la Profe (SEX)

Gratis sex


Marcela una Hermosa mujer de ojos pardos, cabello rubio , de tetas bien redonditas y grandes y de un enorme culo bien apretado, en realidad una bella mujer para agarrarla y comérsela todo el día. Marcela era profesora de lenguaje en un colegio destacado de una ciudad de argentina, todos los días llegaba temprano al colegio usando una ropa bien ajustada de manera que cuando sus colegas la veían quedabas exhaustos y por sus cabezas pasaban imágenes de cómo sería esta profesora desnuda, lástima que tenían que conformarse con solo mirarla. Los que más gozaban con esta hermosa mujer eran sus alumnos porque la veían por más tiempo en sus diferentes clases, no faltaban los alumnos que la quedaban mirando fijamente cuando la profesora se ponía a escribir en la pizarra, ya que podían apreciar esas lindas curvas y ese firme culo que parecía no haber recibido su merecido. Había un grupo de chiquillos del 4to año medio que siempre en los recreos se acordaban de Marcela y decían uuuuuuuuy que está rica la profe, ¿y tendrá marido? ¿amante? ¿alguien se lo habrá hecho alguna vez? ¿Cómo será tocar esas ricas tetas con forma de melones maduritos? y ¿Qué se sentirá comer ese rico culito? Preguntas de ese tipo pasaban por las mentes de estos jóvenes alumnos y cada cual aportaba con una respuesta que surgía de su propia imaginación. En ese curso al que pertenecían estos chiquillos habían también dos mujeres que prestaban mucha atención a Marcela, que la miraban con unos ojos bien grandes, como que querían algo más de esta dotada profesora; Estas chicas se llamaban María y Juana, ambas eran hermosas y tenían un lindo cuerpo que cualquiera de sus compañeros deseaba. María se caracterizaba por ser más tetona y Juana porque tenía que una buena parte trasera, en fin juntas hacían a la mujer perfecta, en los recreos estas chicas iban al baño de las mujeres se encerraban y empezaban a tocarse, mientras María se sacaba sus sostén estando sentada en la tasa del baño, Juana ya estaba arrodillada lamiendo ese rica vagina de su compañera, corría su lengua varías veces por ese tajito y hacía que su compañera se complaciera de placer por unos minutos mientras duraba el recreo. Esta rutina era realizada todos los días por estas amigas lelas que más bien iban al colegio para recibir placer y experimentar nuevas formas de ser excitadas. Un día Viernes del mes de marzo estas chicas fueron al baño, y mientras se daban placer el una a la otra se les pasó el tiempo del recreo y María le dijo a Juana : oye Juana sigamos no más, esto es más entretenido que estar escuchando a la profe Marcela, lo que si, no podremos verla, pero prefiero estar acá contigo y luego de decir estas palabras continuó comiendo el enorme culo de su compañera. La profesora Marcela ya había llegado a la sala y empezó a pasar lista y se enteró de la ausencia de María y Juana y preguntó a sus alumnos ¿Alguien sabe dónde pueden estar? y de repente se levantó de su asiento Felipe y dijo profe a lo mejor están en el baño y el resto de sus compañero se empezaron a reir ya que sabían la verdadera historia entre María y Juana. Al escuchar esto Marcela le dijo a Felipe; mientras yo voy a buscar a tus compañeras tu quedaras a cargo del curso, y Felipe le respondió: Ya profesora no se haga problema, y al irse la profesora de la sala Felipe aprovechó de mirarle el enorme culo de su querida profesora. Y Marcela se dirigió al baño de mujeres, al estar en la puerta del baño empezó a sentir gemidos de placer y sintió que su esbelto cuerpo se empezaba a excitar?mientras sentía eso dijo: María y Juana la clase ya empezó, ante está pregunta sus alumnas dijeron: Profesora mejor venga a disfrutar con nosotros, siempre hemos deseado de conocer su cuerpo desnudo. Marcela un poco impresionada les dijo niñas imagínense me pillan haciendo algo con ustedes me podrían expulsar del colegio, y María le dijo: Podrá ser expulsada a lo mejor pero le aseguramos que esta experiencia será la mejor de su vida, ante estas palabras Marcela les dijo ya, espero que sea así y derrepente empezó a sacarse ese vestido ajustado de color rojo, y dejó a la vista de sus alumnas ese hermoso cuerpo que siempre habían querido ver?.y dijeron QUE RICA ESTA LA PROFESORA, mientras apreciaban esas tetas y ese culo, Juana empezó a acariciar los melones de su profe y luego desató el sostén y se los empezó a besar, a tocar y Marcela gemía de placer.. y por otro lado Juana se encargaba de quitarle ese colaless y una vez quitado miraba esa vagina y ese culito que tanto había deseado comer y ahora lo tenía frente a ella, así que sin más preámbulos empezó a chuparle el chochito?y Marcela decía más más chiquillas no paren por fa esto está demasiado rico sigan no más ?luego Juana le introdujo sus dedos en ese apretado culito y los empezaba a mover de menos a más y Marcela soltó su primer orgasmo. Marcela solo quería con la fiesta, así que agarró a María y la empezó a besar, le tocaba las tetas a su alumna y sentía algo rico por su cuerpo, en esto Juana seguía lamiendo la vagina de Marcela, de manera que las tres sentían placer por estar disfrutando ese rico momento. Como había pasado el tiempo y aún la profesora Marcela no llegaba a la sala, Felipe se preocupó por su profe y decidió ir con su amigo Pablo a buscar a Marcela y sus compañeras. Así que miraron alrededor del baño de mujeres para que nadie los viera y entraron, y los dos escucharon estos gemidos y se dieron cuenta que algo iban a experimentar, así que se dieron prisa y vieron a Marcela, María y Juana en plena acción. Cuando Marcela los vio se puso roja y les dijo vengan y disfruten pero esto quedará entre nosotros. Así que Felipe y Pablo sin pensarlo dos veces se sacaron su ropa y no se podía creer lo que estaba pasando, María y Juana agarraron a Pablo y en el piso empezaron a divertirse, Pablo se apoyó de espalda y María le empezó a acariciar su pene, era largo y estaba tieso, pero poco a poco se empezó a poner más lacio, y Juana colocó su rico culito en los labios de Pablo y este se lo empezó a chupar sin parar, Juana gritaba de placer!!!. Cuando paró María de chuparle el pene a su compañero puso sus enormes tetas en pene y las movía para adelante y atrás, luego decidió que su vagina recibiera su premio, así que puso el pene de Pablo en ese ajustado tajito y su compañero empezó a introducir su pene en aquel chochito y empezó a darle a su compañera lo que por años había querido. Mientras estos chicos disfrutaban, Marcela le chupaba el pene a Felipe de una forma como él tantas veces se lo imaginó, tener frente a frente a su profe era algo que nunca olvidaría, así que mientras ella se lo chupaba él le tocaba las tetas y las sentía tan ricas, las acariciaba y después las empezó a acariciar con sus labios..decía entre sí que ricas tetas se gasta esta profe. Cuando vio su pene que se había agrandado debido a las caricias de su profe le dijo profe por donde se lo meto primero y ella dijo: dale por donde sea no más, quiero sentir luego tu enorme pene dentro de mí. Entonces Felipe tomó su pene y lo introdujo en la vagina de su profe, y empezaba a mover su pene despacito y luego empezó a moverlo más rápido, Marcela gozaba y gozaba, después se le acercó Pablo y le empezó a echar saliva al pequeño ollito de su profe y empezó a meterle los dedos para que agrandara de tamaño y luego le introdujo su pene a la profe. Marcela sentía los penes de sus alumnos dentro de ella y gritaba de placer, era algo que nunca había experimentado en el colegio. Los chiquillos seguían dándole a la profe y sus compañeras lelas seguían en su salsa.

































Tags: imagenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *