Xxx sexo Mi prima y Yo segunda parte y que parte (SEX)

Xxx sexo

Hoy de nuevo quiero compartirles otra vivencia de esta semana, acompañe a mi prima al hospital por su chequeo de rutina, el que se hace cada seis meses – creo que sobre el cáncer de mama – allá en el hospital era una revolución de mujeres por su chequeo, y me alegra que se atiendan, ya que sin ellas que sería de este mundo? un tanto aburrido y sin diversión jejejeje.

Una vez que pasó al consultorio, me puse a pensar que si no estaba haciendo mal, digo: de ser el amante de mi prima, y si se voltearan los papeles algún día, ummm no más de pensarlo si se me puso al carne chinita y mi cuerpo empezó a trasudar lentamente. Se imaginan que a ustedes los engañara su esposita adorada, pues sería algo desastroso ¿no creen?; bueno al final de cuentas justifiqué mi situación con ella, porque en realidad no estaba haciendo algo mal, si no estaba haciendo el bien ? ustedes dirán ¿Cuál bien?- si un bien porque mi prima no se siente satisfecha con su esposo, y necesita una persona que le haga más placenteras sus ocasiones en que tiene sexo.

Después de cómo media hora (bueno fue el tiempo el cual yo tomé en cuanta) salió y nos esperamos a que le dieran sus resultados, me dijo que primero había pasado a la valoración y después le darían un diagnostico de cómo se encontraba en estos momentos ?haciendo una pequeña sonrisa le dije ?pues si estás bien buena? y el veredicto final es? estas bien. Y nos empezamos a reír ?la demás gente han de haber dicho; estos están medio locos- pero no importa nosotros seguimos con lo nuestro, la de esperar los resultados.

Y después de un rato salió un medico y le dijo que pasara para que le diera sus resultados, -yo seguía en mi espera- y finalmente me tomo de la mano y nos fuimos a tomar el camión que nos trasportaría a nuestro hogar, ya en el transporte público la plática tomo un curso peculiar en el de que sería de nuestra relación si nos llegarán a pillar en pleno acto sexual, lo único que se me ocurrió decirle fue: pues mientras eso no suceda que te parece si aprovechamos la oportunidad de cumplir nuestra fantasías sexuales, y me contestó ?tienes mucha razón hay que vivir el momento y lo que tenga que pasar pasará? .

Así llegamos al centro de Tlalpan, una zona llena de establecimientos de helados y de muchas chucherías más etc. Nos comimos un helado de barquillo y nos dirigimos a el bosque a seguir platicando de nuestras aventuras -que hasta ahora solo eran dos- y dentro del bosque ella empezó a estimularme de tal manera que al acariciar mi miembro con tal afán que en unos instantes se me excitó el pene, y le comenté ?aquí no prima, nos pueden ver? y ella me dijo: que te da miedo, no le contesté que no era miedo pero si pena que me vieran encuerado, a lo cual me respondió a poco no es excitante hacerlo en un lugar en el cual no está permitido, si pues si pero que tal si nos sorprenden, y me contesto hay que dejarnos llevar por el momento como me lo habías dicho hace algunos momentos. Deje de pensar en todos mis miedos y al empecé a desvestir quitándole la blusa primero, acariciándole su pechos pequeños y mordiendo sus labios como si fuera una rica fruta que jamás hubiese comido, la tomé por la espalda para subirle el sostén, no se lo quité por temor a que si alguien se acercara la mirara totalmente desnuda del pecho, lentamente fui besando toda su espalda a su vez misma que el acariciaba los pechos y las nalgas que ella poco a poco me acercaba a mi pene, el pasto y la hojas algunas secas eran testigos de cómo la hincaba para poder morderle sus nalguitas y así poder besarle su vulva con unas ansias locas, como si quisiera comérmela, mi lengua actuaba por si sola los labios ase me secaban, pero mi lengua era un mar húmedo en su vulva, sus gemidos llenaban de pudor mi hombría que se sentía algo traicionada por los nervios que no me dejaban en paz por estar en un lugar público.

Unos instantes después ella me tomo mi pene y le lo llevo a su boca que no dejaba de chuparlo como si fuera un caramelo, entre gemidos y ansias le preguntaba qué a que sabia mi miembro y ella me contesta que tenía un sabor indescriptible pero que era delicioso, allí se me olvidaron todos mis nervios y me deje llevar, era algo que todavía no había experimentado y que hasta ese instante lo volvería a hacer , era una experiencia maravillosa, que estuve a punto de venirme dentro de su boca pero en ese instante ella dejo de chupármela y se puso en cuatro para que pudiese penetrarla por detrás, ya estamos en el clímax total le metí mi pene y estaba húmeda y como si mi pene supiese lo que estaba haciendo, mis manos agarrados de sus caderas metiendo y sacando, sacando y metiendo una y otra vez hasta que la sabia de mi cuerpo se vació dentro de ella, concluyendo nuestra nueva travesura. Sin embargo una vez terminado nuestro acto nos vestimos de la manera más rápida posible yo subiendo me los pantalones y ella su pants, y salimos corriendo tomados de la mano?

Espero que les guste, y estoy tomando muy enserio no volver a hacerlo, ya que he tenido sentimientos encontrados de culpa y de satisfacción.

Pd: nomas le tomé una foto en el hospital pero no sé como subirla, si alguien me explica le lo agradeceré. Ah! Y otra cosa no me dejo sacarle una foto con el pants bajado y sus bubis de fuera solo se la tomé a escondidas pero con ropa?
















Tags: imagenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *